Cinco formas de encontrar el nombre para tu empresa

Puede que para algunos se trate de algo baladí. No es más que un nombre. Sin embargo, la marca de una empresa es importante. Acabará acompañando al proyecto siempre. Es un paso que no resulta tan fácil como pueda parecer en un principio. ¿Cómo encontrarlo? Desde los nombres de los fundadores, los productos que se venderán, hasta palabras que describan la actividad de la empresa en otros idiomas…

Hay muchas formas de encontrar el nombre perfecto. Aquí van cinco de las más usadas por las compañías:

El acrónimo. Es una de las formas más tradicionales de conformar la marca de una empresa. Unir o combinar las iniciales de la sociedad para llegar a la firma. Es, en ocasiones, la salida más ‘sencilla’ para llegar a una marca reconocida y la utilizada por muchas pymes.

El nombre de los fundadores. Suele ser otra salida también muy práctica. Si hay más de un fundador, combinar los nombres y apellidos de manera que conforme un nombre que sea fácil de recordar y bueno.

Productos e idiomas para la marca

Poner el foco en el producto. ¿Qué es lo que se vende? Si es pan, quizás uniéndolo con ‘rico’ sale una marca como Panrico. O si vendes una bebida que incluye hojas de coca y nueces de cola puedes combinarlo y que resulte Coca-Cola.

Homenajes personales. El nombre del lugar donde surgió la idea del proyecto o de la persona que, indirectamente, contribuyó a que así surgiera. O un familiar del fundador, un personaje de la infancia… Muchos pueden ser los homenajes que se hagan en la marca.

Recurrir a otros idiomas con palabras que tienen que ver con el negocio. A veces, la sonoridad, la facilidad para pronunciarlo o la posibilidad de impactar es mejor si se recurre a idiomas distintos al natural del negocio.

Para llegar a esa marca, nunca está de más tener en cuenta algunos consejos básicos. Todo sea por alcanzar una firma que contribuya al éxito del proyecto.

Ver los comentarios

No hay comentarios aún.

Deja un comentrio